Häagen-Dazs heladería, Francia

En la avenida más larga y famosa de París, los Campos Elíseos, se encuentra uno de los buques insignia de Häagen-Dazs.

La heladería tiene tres plantas e incluye un bar, un salón Gold y una gran terraza en la que se puede disfrutar de un helado mientras se observa pasar a los transeúntes.

Sin embargo, por la puerta se colaban corrientes de aire que afectaban tanto a los clientes como a los empleados.

La solución fue instalar cortinas de aire en la entrada. En concreto dos unidades AGV, altas y discretas, colocadas una encima de otra para cubrir todo el hueco. La unidad inferior expulsa aire caliente para proporcionar confort, mientras que la superior se encarga de separar el aire exterior del aire interior, para lo cual no requiere calor. Con esta solución, el aire frío se queda fuera y además no se consume energía innecesariamente.