Estación de trenes, Suecia

Cuando se construyó la estación de Estocolmo Sur, se buscó una solución de calefacción que cumpliera tres requisitos:

que calefactara eficazmente las zonas de espera y las zonas de escaleras mecánicas, que requiriera muy poco mantenimiento y que fuera razonablemente tolerante al desgaste.

La decisión final fue instalar paneles radiantes Thermocassette de Frico, capaces de mantener una temperatura agradable en las zonas acristaladas sin ningún problema.
Como los paneles se instalan en el techo, quedan perfectamente protegidos de cualquier daño y además se ensucian mucho menos, lo que reduce el mantenimiento al mínimo.