Iglesia, Suecia

El instalador Bengt Ohlsson montó 60 calefactores de asiento de 250 vatios en la iglesia de Ulricehamn y eligió el regulador programable EnergiComfort de Frico como sistema de control.

En las iglesias y edificios públicos similares, utilizar calefactores de asiento como sistema de calefacción y reguladores «inteligentes» para controlar el calor es una solución perfecta. Los calefactores, que se montan en la parte inferior de los bancos, calientan toda la zona de asientos, el suelo y el aire circundante. Como resultado, la temperatura es muy agradable en toda la zona. Estos calefactores se montan en la parte inferior del asiento, de manera que quedan totalmente ocultos y no deslucen el entorno arquitectónico propio de este tipo de edificios.

Bengt Ohlsson dividió la iglesia en cinco secciones, cada una de ellas controlada individualmente en función de la hora del día, del número de personas presente y, por supuesto, de la temperatura exterior. En la iglesia de Ulricehamn, la temperatura se mantiene en niveles agradables durante el día y baja automáticamente por la noche, para ahorrar energía.
Con los calefactores de asiento de Frico y el regulador EnergiComfort como sistema de control, se puede mantener una temperatura media relativamente baja y un nivel de humedad bastante alto. De este modo se reducen los gastos en calefacción y se evita que las viejas pinturas y obras de arte se deterioren.

En opinión de Bengt Ohlsson, es muy importante que los calefactores sean fáciles de instalar, pues trabajar en la parte inferior de los bancos ya es bastante complicado.
«Instalar los calefactores de asiento SH resultó muy fácil, porque son muy ligeros y llevan unos soportes de montaje muy prácticos.