Frico proporciona calor en el frío reino del oso polar

En Longyearbyen, Svalbard, Frico ha suministrado una serie de cortinas de aire y aerotermos para garantizar el confort a pesar del frío clima, donde el permafrost alcanza entre 10 y 40 metros de profundidad.

LSN Spitsbergen AS es un contratista de obras con una amplia experiencia en proyectos en zonas polares. En Longyearbyen, las instalaciones de sus obras están equipadas con aerotermos de calor por agua SWH12 de Frico con regulación SIRe Advanced. La instalación del equipo, que está conectado a un sistema de control, la realizó el Grupo Eléctrico Kverneland. Esta empresa de instalaciones eléctricas y automatización ha instalado este sistema de control en muchos grandes edificios de Noruega. El sistema optimiza el confort y el consumo de energía de la calefacción, refrigeración y suministro de aire fresco, con un gran ahorro de energía.

Longyearbyen no solo plantea grandes retos para proporcionar temperaturas confortables en los lugares de trabajo. Los 2000 residentes están obligados a llevar armas cuando no están en el mismo centro de la ciudad porque en la isla también viven 3000 osos polares. El medio de transporte más habitual son las motos de nieve, tanto para los residentes como para los turistas. Por eso hay bastantes motos de nieve en la isla.

 Photo: Eva Grøndal