Las cortinas de aire de Frico mejoran la temperatura interior en Vestas

Vestas es una empresa comprometida con el ahorro energético, la eficacia laboral y la creación de entornos de trabajo saludables para sus empleados.

Esta empresa, dedicada a la producción de energía eólica, decidió instalar cortinas de aire de Frico en su fábrica de Ringkøbing para ahorrar energía y evitar la entrada de frío y corrientes de aire.

Cuando trasladan componentes de aerogeneradores que pesan 32 toneladas, utilizan todo el espacio de la planta hasta llegar a las enormes puertas que deben abrirse para las maniobras. Hasta ahora esto suponía unas condiciones de trabajo incómodas y unos altos costes de energía.

«No era nada agradable para nuestros empleados tener que trabajar en medio del frío y las corrientes de aire. Cuando se abrían los dos extremos, la temperatura descendía rápidamente y había mucho ruido en toda la fábrica. Celebrábamos las reuniones de producción en el centro del edificio, pero incluso así, el viento levantaba los papeles del rotafolios», comenta Michael Bjerring Sørensen, de Vestas Manufacturing en Ringkøbing.

La instalación de cortinas de aire de Frico en cuatro de las puertas más utilizadas acabó con el problema. Cuando se abre la puerta, se inyecta una corriente de aire que impide la entrada de aire frío mientras salen y entran los vehículos.

«En los últimos tres años hemos aumentado nuestra producción de 18 a 25 aerogeneradores a la semana. Esto significa que tenemos más empleados y más componentes de aerogeneradores en la misma zona y que hemos tenido que colocar algunos puestos de trabajo cerca de las puertas, que también se abren y se cierran ahora más que antes. La eficacia es importante en nuestra empresa, pero también nos cuidamos unos a otros y mantenemos nuestro objetivo de mejorar las condiciones en el lugar de trabajo. Las cortinas de aire han tenido una respuesta inusitadamente positiva por parte de nuestros 500 empleados», comenta Michael Bjerring Sørensen.

Ahorros tangibles de energía
El pasado diciembre se instalaron catorce cortinas de aire AGS5520, AGS5525, AGIH6024, AGIV6024 y AGIV6030 con calefacción por agua y sin calefacción, respectivamente, para proteger las cuatro puertas, lo que ha dado lugar a un importante ahorro de energía.

«No podemos decir exactamente cuál es el ahorro por cada puerta, pero obviamente esperamos gastar mucho menos en gas para calentar los espacios. Gastaremos más electricidad, pero si analizamos la factura de energía en su conjunto, esperamos ahorrar entre 50 000-150 000 kWh por puerta al año. Tenemos cuatro puertas y el ahorro depende de su ubicación y de la frecuencia con que se abren. En general, permanecen abiertas entre 2,5 y 4 horas al día y el viento sopla con más fuerza en las puertas orientadas al oeste», apunta Hans Ole Hansen, responsable de optimización de la energía en las instalaciones de Vestas.
  
Con las tiras de plástico que antes colgaban de las puertas en las instalaciones del grupo de energía eólica, los empleados no podían ver lo que había al otro lado cuando entraban o salían. Una buena visibilidad es fundamental cuando trabajas con piezas de aerogeneradores extremadamente pesadas.

«Probamos las cortinas de aire en nuestras instalaciones de energía eólica de Lem durante unos años, pero tuvimos que quitarlas porque no funcionaban bien. Desde entonces, la tecnología ha avanzado y ahora todos hemos visto cortinas de aire en las entradas de los supermercados. Ahora también funcionan bien aquí y estamos ahorrando dinero y aumentando la comodidad en el lugar de trabajo», añade Hans Ole Hansen.


PIE DE FOTO: Las cortinas de aire instaladas en las puertas de las instalaciones de Vestas en Ringkøbing evitan las corrientes de aire y mantienen el calor en las instalaciones durante los meses de invierno. (Fotografía: Søren Palmelund)